Inicio / Noticias / ¿Cómo ser asertiva/o? Noticia

¿Cómo ser asertiva/o?


22 / MAR / 2018

La asertividad consiste en comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia.

ESTRATEGIAS:


1. Escucha atentamente las conversaciones tanto del lenguaje verbal como no verbal (brazos cruzados, mirada esquiva, etc.) mostrando atención, interés hacia la otra persona, intentando comprender lo que quiere transmitir, así como las intenciones o manipulaciones subyacentes. Debes estar lo más relajado posible, mostrando una imagen de credibilidad, mirando a sus ojos, y mostrando tu atención.


2. Cuando decidas hablar, recuerda que facilita el tránsito de la conversación palabras como “sin embargo”, “desde luego” “además” “por otra parte” etc. Cuando estés hablando evita utilizar “pero” porque denota oposición, poniendo a la defensiva al otro, tampoco abuses de los “tengo que”, “debería” porque genera compromiso o responsabilidad innecesarias.


3. Sé constructivo, flexible y habla en términos positivos, y comprobarás que normalmente la vida es un espejo, que te devuelve lo que reflejas en él.


4. Si algo no sale bien, pregúntate ¿por qué? extrayendo lo positivo de algunas cosas que no salgan como esperabas.


5. No polarices, pensamiento de –todo o nada– son formas erróneas de interpretar la realidad que pueden causar problemas psicológicos, ansiedad, estado de ánimo, etc.


TÉCNICAS:


1. DISCO RAYADO. Se utiliza esta técnica realizando repeticiones de forma continua, finalizando la frase con la misma respuesta, que deberá ser de forma tranquila y pausada, explicando tu opinión o punto de vista sin enfadarte ni levantar la voz. La finalidad es evitar realizar lo que pide la otra persona, sin aceptar sus manipulaciones. Esta técnica facilita no dar razones, motivos o excusas que pueda utilizar la otra persona.


2. BANCO DE NIEBLA. Apropiada en situaciones que uno está siendo criticado por otro que no escucha las opiniones o respuestas. Consiste en no negar las críticas, (negarlo sería reforzar al otro su crítica) reconociendo que hay parte de verdad de forma serena, con palabras ambiguas, pero matizando sobre la rotundidad de la crítica. No hay que atacar al otro, ni se da totalmente la razón. De este modo se extingue la actitud crítica.


3. INTERROGACIÓN NEGATIVA. Aplicar esta técnica sólo cuando se está siendo criticado injustamente, y siempre que uno tenga una buena autoestima. Es muy útil en círculos próximos (amigos, familia, compañeros de trabajo, etc.) para conocer realmente lo que opinan y sienten sobre uno. Consiste en agotar las críticas pidiendo más información a la persona que critica para conocer mejor sus opiniones e ideas. Hay que dejarlo criticar hasta que el otro llegue a saciarse, siempre sin perder la calma.


4. EL RECORTE. Cuando no estés seguro de no haber cometido un error, y estás siendo atacado mediante señales no verbales o verbales, expresando el otro de forma clara un enfrentamiento, es conveniente realizar la técnica del recorte, dando respuestas muy breves con un "sí" o "no", y esperando que la otra persona aclare el asunto. La finalidad de esta técnica es clarificar la posición de la otra persona antes de responder detalladamente una cuestión.


5. Decir NO. Esta técnica se utiliza para rechazas peticiones o evitar manipulaciones. Consiste en decir de forma directa y clara NO en el momento adecuado, teniendo en cuenta que puede el otro sentirse herido o que insista en su conducta. Si después de dar varias respuestas NO justificadas o con simples NO continua, hay que dejar de responder, marcharse o incrementar la distancia.